Panel informativo en la entrada de la Biblioteca Nacional

Como la polémica no para, al final he caído en la tentación y he ido a ver la exposición de la Biblioteca Nacional. La exposición es breve y me gustó por esto y porque he podido ver los códices originales -una manía fetichista que me viene de pequeño-. Unos pocos paneles “redecoran” la Sala donde se exponen y que reúne  información más o menos detallada y curiosa del artista y su vida. Las maquetas reproducen los artilugios que aparecen en los códices, dispersas por la escalera del vestíbulo de entrada al edificio. Como siempre monumental y gozando de buena salud. Espléndidas maquetas, por cierto…. el nivel y la mira.

leer más…