Viaje al mundo de los íberos: el oppida del Cerro de las Cabezas

El Cerro de las Cabezas se encuentra a 8 kilómetros de Valdepeñas (Ciudad Real) y se accede fácilmente desde la autovía de Andalucía (salida 208). Como reza la información de uno de los primeros paneles que vemos al entrar al yacimiento nos encontramos con un “oppida” ibérico de las siguientes características: casi 14.000 km cuadrados de superficie -de la cual está excavada apenas un 10%- rodeado de una muralla de unos 1600 metros de perímetro, de carácter “ciclópeo” -al estilo de todos los poblados ibéricos encontrados en la península-, junto a un curso fluvial importante -el río Jabalón- y ocupando la ladera de un cerro de aproximadamente 800 metros de altura sobre el nivel del mar, dominando el terreno circundante. Se divide además en dos partes separadas por una muralla: la acrópolis en lo alto del cerro (sin excavar) y el poblado própiamente dicho (excavado en parte), dividido actualmente en un sector norte y otro sur.

Aunque en el yacimiento se han encontrado restos que van desde el siglo VII al III antes de cristo, es en este último cuando se abandona totalmente en poco tiempo. La escasa ocupación posterior ha permitido que el poblado se encuentre prácticamente intacto, lo que hace que su estado de conservación sea excepcional. Consta de un Centro de Interpretación donde se describen sus principales características y su relación con el entorno. En el yacimiento podemos ver restos de bastiones defensivos, calles, casas, un santuario y diversos sitios dedicados al almacenamiento de productos.

Cuando se visita un yacimiento arqueológico el espectador debe de realizar un esfuerzo de entendimiento y empatía, para hacerse una idea de “qué está viendo o imaginando” -más bien esto último-. En la mayoría de los casos si los restos no son monumentales -e incluso si lo son-, no dicen nada por sí mismos. Provocan confusión o sensacion de “no estar entendiendo nada”, lo que produce desánimo o desinterés. Y en este sentido el Cerro de las Cabezas no es muy distinto a otros sitios de similares. Pero contribuyen a reducir esta sensación varios aciertos en el diseño expositivo tanto del Centro como en la reconstrucción de los restos encontrados in situ. Por lo que es muy fácil hacerse a la idea de las cosas que veríamos y ya no podemos ver.

El Centro de interpretación. Tiene un tamaño adecuado. Su visita es necesaria antes de pasar al yacimiento. Se divide en varios espacios de los cuales yo destacaría la reconstrucción expcepcional de la casa del alfarero y del lugar de enterramiento relacionado con el mundo funerario de los íberos. Dos videos de corta duración recrean el trabajo de la cerámica y el enterramiento de un difunto.Todo contribuye a que nos hagamos una idea de cómo serian los restos que quedan en el yacimiento de un alfar y un lugar de culto.

El yacimiento. El recorrido visitable en la actualidad se centra en la parte baja del mismo, cercana a la autovía. La Acrópolis no es visitable. Tampoco está excavada. Si seguimos el itinerario recomendado vamos pasando por cada uno de las zonas descubiertas. Paneles explicativos nos ayudan mediante una imagen en 3D a hacernos una idea de lo que fue lo que vemos. El panel reconstruye en perpectiva la contrucción en base a los restos encontrados. Cada una de las construcciones estan señaladas con tierra de distintos colores en su interior diferenciando usos (viviendas, zonas de producción, almacenes, lugar de culto, etc…):

*imágenes elaboradas a partir de los paneles explicativos al aire libre situados en el yacimiento

reconstrucción de la puerta norte*

restos in situ

reconstrucción calle del área norte*

restos in situ

espacio de culto con relleno gris

bastión con zona de almacenaje con relleno amarilo

Ninguno de los restos encontrados se pueden ver en el Centro de Interpretación. La mayoría se encuentran en el Museo Municipal de Valdepeñas, Tiene una sección dedicada íntegra al Cerro de las Cabezas. El yacimiento carece de página web propia. En internet se puede encontrar información sobre los trabajos realizados en el yacimiento. La asociacion ORISOS reune gran cantidad de datos en su página web (ver) sobre las excavaciones realizadas. El propio Centro de Interpretación fue remodelado el año 2018. Existe un proyecto para que se declare al poblado Parque Arqueológico de Castilla-La Mancha.

A %d blogueros les gusta esto: